Conozca la metodología SMART

Para alcanzar el éxito no basta sólo con establecer metas y objetivos. Es necesario establecer un buen plan y medir su progreso. Una manera de establecer objetivos es con la metodología SMART.

Las metas SMART son objetivos retadores pero logrables al mismo tiempo.

El acrónimo S.M.A.R.T. Para la definición de objetivos es bastante conocido. El problema es que muchas veces se conoce el significado de cada letra del acrónimo más no el verdadero significado o el concepto amplio que engloba.

SMART es un acrónimo compuesto de cinco términos en inglés:

S – SPECIFIC (específico)
M – Mensurable (mensurable o medible)
A – Attainable (alcanzable o lograble)
R – Realistic (realista)
T – Timely (Temporales u Oportunos, en un tiempo medible y apropiado)

Detallando cada elemento tendríamos que las metas deben ser:

Específicas

Mientras más específica sea una meta, mejores son las posibilidades de alcanzarla.

Hágase estas preguntas para garantizar que su objetivo es específico:

  • ¿quien está involucrado?
  • ¿qué quiero lograr exactamente?
  • ¿cuando se debe lograr ese objetivo?
  • ¿cuál es el periodo dentro del cual debe ser logrado este objetivo?
  • ¿cuáles son los requisitos y restricciones para lograrlo?
  • ¿qué propósito o beneficio conlleva este objetivo?

Por ejemplo, en vez de decir “debemos aumentar las ventas en un 10%”, un mejor objetivo sería “obtener un 10% de aumento en las ventas nacionales en las áreas de negocios A y B del Equipo C, sin reducir el margen de ganancias y garantizando el nivel de satisfacción del cliente”

Otro ejemplo. Un objetivo vago podría ser “ponerme en forma” y un objetivo específico sería “inscribirme en el gimnasio y entrenar tres veces por semana”

Luego de definir un objetivo, evalúe si éste es lo suficientemente claro para ser entendido por cualquier persona con un conocimiento básico del proyecto o de su organización.

Mensurables

Una meta debe tener un valor y objetivo, así como criterios claros para medir los resultados y su progreso.

En el caso del objetivo previo “Inscribirme en un Gimnasio y entrenar tres veces por semana” pese a ser especifico usted no ha establecido ninguna meta medible. Mientras que, si dice “Inscribirme en un gimnasio, entrenar tres veces por semana y perder 6 kilos” ya ha incluido una forma de medir su progreso; es mensurable.

Así usted podrá verificar la eficacia de su entrenamiento en base a los kilos perdidos y cuanto le falta para alcanzar su meta final de 6kg.

Alcanzables

Crear metas imposibles solo sirve para frustrar. Sus objetivos tienen que ser alcanzables. No sirve de nada crear objetivos fantasiosos que difícilmente puedan ser logrados.

Usted tendrá muchas dificultades trazando un plan de acción si sus objetivos son irreales… Desafíese, pero sea realista.

Es importante desafiar a su equipo para que estos puedan superarse y luchar para lograr algo que parece difícil, pero esto es muy diferente a exigir logros que nunca serán alcanzados, esto último solo traerá frustración y desanimo.

Realistas

¿Es este objetivo realmente relevante?

Toda meta debe tener importancia. Es necesario que se puedan percibir los beneficios que conlleva el alcanzar la meta, de otra manera no habrá la suficiente motivación para alcanzarla.

Muchas veces el objetivo es posible, mas no es realista. Al considerar el realismo de sus metas usted ha de hacerse estas preguntas:

  • ¿Mi equipo estará dispuesto a lograr este objetivo?
  • ¿Este objetivo va acorde a la misión y visión de la Organización?
  • ¿Acaso comprometo mi ética con este objetivo?

Temporales

Usted deberá definir un plazo de tiempo para que su objetivo sea alcanzado. No determinar un tiempo de ejecución para el objetivo solo conlleva a la falta de interés y compromiso.

La T también puede significar Tangibles. Esto quiere decir que un objetivo que pueda ser sentido, experimentado u observado tendrá mejor chance de lograrse. Todo lo que mejore en la vida cotidiana del equipo será visto con buenos ojos, percibido como progreso y les incentivará a trabajar más duro.

En el caso del objetivo de ponerse en forma, La manera ideal de plantear el objetivo sería “Inscribirme en el gimnasio, entrenar 3 veces por semana, perder 6 kilos y lograrlo en 3 meses” Así ya habrá establecido un plazo para el objetivo de perder peso.

Cree ahora sus metas usando el método SMART

Ahora que usted sabe cómo crear sus metas SMART, le sugiero que lo ponga por escrito, así siempre recordará que sus metas deben ser Especificas, Mensurables, Alcanzables, Relevantes y Oportunas.

¡Si no logra cumplir su objetivo a la primera, aun usando la metodología… NO SE RINDA! La persistencia es lo que lleva a la perfección y al cumplimiento de las metas trazadas.

Compártelo con tus amigos:
Posted in:

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *